Cabrera & Valle
La media de ahorro es de 150€ al mes
Calcule cuanto está pagando de más

¿Qué es la clÁusula SUELO?

La cláusula suelo es ese párrafo en su contrato hipotecario que impide que se beneficie de la bajada de los tipos de interés. Los préstamos concedidos por bancos y entidades financieras, garantizados por una hipoteca, son préstamos en los que el consumidor, además de obligarse a devolver el capital prestado, se obliga a pagar intereses.

Respecto al interés variable, la cuantía a pagar oscila a lo largo del tiempo y se fija con relación a un tipo de interés (el más frecuente es el EURIBOR a un año). Para limitar los efectos de las oscilaciones del interés a la baja, los préstamos hipotecarios contienen límites –las llamadas cláusulas suelo- que operan como tope mínimo de los intereses a pagar por el prestatario.

Cuando el interés desciende por debajo del tope (suelo) fijado, estas cláusulas impiden que la bajada se traslade al cliente.

Es decir, si usted tiene una hipoteca con cláusula suelo, por mucho que bajen los tipos de interés, llegará un momento en que usted dejará de beneficiarse de dicha bajada, y seguirá pagando la misma cuota cada mes.

En consecuencia, si elimina la cláusula suelo, pagaría menos.

Para saber si hay cláusula suelo en su contrato hipotecario, puede acudir a la escritura de la vivienda grabada con la misma o al préstamo hipotecario.
La apariencia puede ser similar a ésta:

Límites a la variación del tipo de interés: El tipo aplicable al devengo de los intereses ordinarios no podrá ser, en ningún caso, superior al 12% ni inferior al 2,5% nominal anual.

En el caso del ejemplo de arriba, la cláusula suelo está fijada en el 2,5%. En consecuencia, si el Banco Central baja los intereses por debajo de esa cifra (como ocurre actualmente al 0,75%), usted sigue pagando un interés del 2,5%.